Mujeres en STEM. Entrevista con Vanessa Hernández: “Las barreras también están dentro de nosotras”

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Cuando era pequeña Vanessa soñaba con ser pintora. Mientras crecía pensó en dedicarse al diseño gráfico y que esto le diera la oportunidad de ser tan independiente como su mamá. Lo primero no lo cumplió, pero en lo segundo se ha vuelto una campeona.

“Yo nunca tuve un modelo STEM a seguir, pero eso sí, el modelo que tuve de mi madre fue ser una mujer trabajadora, independiente y con una carrera profesional que ama desempeñar”, menciona en una plática sobre el futuro de las mujeres en el ámbito tecnológico.

Ingeniera en sistemas y con una amplia carrera en desarrollo de software y arquitectura de soluciones en la nube -la gran apuesta de IBM-, Vanessa cumple nuevos sueños cada día, el de este momento es desarrollar soluciones empresariales para sus clientes. “Me apasiona desarrollar cosas que impulsen la innovación”.

Claro que el camino no ha sido sencillo ni para ella ni para miles de mujeres que se han decidido por alguna carrera de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática (STEM, por sus siglas en inglés). Según datos de la UNESCO, si bien la participación de las mujeres en estas carreras ha ido en aumento, siguen concentradas en sólo algunas ramas y en su vida profesional enfrentan obstáculos y dificultades al vivir situaciones de discriminación salarial y laboral, que se expresa en su desempeño en tareas y cargos de menor jerarquía y en que su presencia suela ser minoritaria en los niveles de decisión.

“Como mujer te enfrentas a muchas dificultades para construir una carrera STEM, pero para las nuevas generaciones ya ha habido mucha gente abriendo brecha. En mi experiencia, como mujer te toca demostrar no sólo que eres capaz, sino que además no habrá otros factores en tu vida que te van a distraer, como el ser mamá”, detalla Vanessa.

A estos factores externos se suma también el desarrollo de habilidades que tienen que ver con la personalidad y el desenvolvimiento social. “Las barreras también están dentro de nosotras y con esto me refiero a cosas de mi mismo carácter, como el ser tímida o callada”.

Hablando con números

Cuando se abre el debate de las mujeres en las carreras STEM surge el mito de que, si no tienen facilidad para los números, es casi imposible que puedan dedicarse a alguna de estas carreras. Vanessa lo desmiente.

“La verdad es que, aunque es más sencillo fomentar el gusto por las carreras STEM en niñas que tienen cierta inclinación, cualquiera puede acercarse y encontrar un espacio en el cual irse desarrollando. La facilidad es buena, pero lo indispensable es el interés”.

Al respecto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) plantea que los prejuicios y estereotipos que acompañan a estas carreras deben ser combatidos mejorando la confianza de las mujeres sobre su desempeño en matemáticas y ciencia, pues de este modo podría generarse una mejor predisposición a la hora de elegir una carrera STEM.

Después de pasar muchos años combatiendo en campo por construir una carrera sólida y basada en sus habilidades, hoy Vanessa siente un inmenso orgullo al aportar tanto  tus capacidades como el valor de sus aportaciones en IBM México. “Hoy trabajo en un equipo que considera que tengo un futuro prometedor. Eso es invaluable”.

¿Existe la cima en la lucha por la equidad? La pregunta queda suspendida entre noticias que nos demuestran lo lejos que estamos de ganar la lucha por el respeto y la igualdad, pero quienes están subiendo los peldaños siguen fomentando que cada vez más niñas se interesen en temas de tecnología y que tengan la tenacidad y constancia para moverse en estos círculos.

Al final, como lo dice Vanessa, “las metas se fijan en el corazón”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *