Por: Movimiento STEM

Ciudad de México a 30 de agosto de 2021

En 1966, la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) eligió el 8 de septiembre como la fecha para celebrar el Día Internacional de la Alfabetización, con el fin de recordar a la comunidad internacional la importancia de la alfabetización de las personas, las comunidades y las sociedades, así como de la necesidad de intensificar los esfuerzos para lograrlo. Su antecedente fue la Conferencia Mundial de Ministros de Educación sobre la Erradicación del Analfabetismo que tuvo lugar en Teherán (Irán) en 1965 donde se subrayó la brecha educativa aún existente. 

De acuerdo con la UNESCO, en el mundo 773 millones de personas carecen de competencias básicas para leer y escribir y esta situación se agravó con la pandemia, puesto que al menos en la fase inicial de la pandemia se interrumpió la educación del 62,3% de la población estudiantil mundial, es decir, alrededor de 1,090 millones de personas se quedaron sin acceso a la educación a causa del cierre de escuelas.

De acuerdo con el INEGI, en México 4,456,431 personas mayores de 15 años no cuentan con las capacidades mínimas de lectura y escritura, lo que representa un 4.7% de la población con más de 15 años de nuestro país. A esto se suma que el promedio escolar de la población del país es apenas de 9.7 años, según las cifras de dicho instituto, en los últimos 20 años, la escolaridad promedio ha aumentado dos años.

En México la educación es considerada un derecho fundamental establecido en la Constitución de 1917, en donde, desde su primera redacción se consideró necesario hacer que la educación primaria fuera gratuita y laica, con la finalidad de que todas las personas pudieran acceder a ella, sin embargo, aún hay mucho trabajo por hacer. En Movimiento STEM buscamos que la educación sea no sólo una realidad sino que esté acorde con la situación en la que vivimos actualmente, es decir, que sea de calidad y con la capacidad de preparar a las y los niños y jóvenes para enfrentar los retos del siglo XXI.

Estamos frente a la Cuarta Revolución Industrial-Tecnológica, donde las personas necesitan no sólo saber leer y escribir, sino también desarrollar las habilidades STEM: pensamiento crítico, resolución de problemas, creatividad, comunicación, colaboración, alfabetización de datos, alfabetización digital y ciencias computacionales. Asimismo, se requiere de habilidades socioemocionales que incluyen conciencia de sí mismo(a), autogestión, conciencia social, habilidades de relación y toma de decisiones responsable.

Impulsar la Educación STEM es una causa urgente, y es la gran apuesta para enfrentar exitosamente los retos del siglo XXI y ayudar al cumplimiento de la Agenda 2030, ya que al promover la enseñanza de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas como pilares para el desarrollo sostenible y bienestar social, desarrollando el pensamiento científico y matemático con un enfoque hacia la innovación, aumentan las probabilidades de que las y los jóvenes accedan al mercado laboral en mejores condiciones y puedan buscar soluciones a los retos del mundo actual.

Si quieres leer más acerca de la Educación STEM y las habilidades del futuro da click aquí

Fuentes:

  1. https://bit.ly/2XMj9Nr
  2. https://bit.ly/3gufKJQ
  3. https://bit.ly/3j9WzGF
0
Salir de la versión móvil