Por: Movimiento STEM

Ciudad de México a 15 de septiembre de 2021

El próximo 18 de septiembre celebramos el Día Internacional de la Igualdad Salarial, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió declarar esta fecha a partir del 2020, es decir, éste es apenas el segundo año que se hace hincapié en este tema tan relevante y urgente. 

La igualdad de remuneración entre hombres y mujeres por un trabajo de igual valor, recibe el nombre de “igualdad salarial”, la brecha salarial significa entonces, que las mujeres y hombres no reciben un salario igual a igual trabajo. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) esta brecha mide la diferencia entre los ingresos medios de mujeres y hombres como porcentaje de los ingresos de los hombres. Esto significa que “si los ingresos medios mensuales de la mujer suponen un 70 por ciento de los ingresos medios mensuales del hombre, la brecha de remuneración entre hombres y mujeres es de 30 puntos porcentuales”.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en todas las regiones, a las mujeres se les paga menos que a los hombres, con una brecha salarial de género estimada en un 23% a nivel mundial.   

Sabemos que en promedio las mujeres se concentran en trabajos peor remunerados y menos calificados, con mayor inseguridad laboral y una baja representación en los puestos de toma de decisiones. De hecho, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo en México, en las 20 ocupaciones mejor remuneradas sólo 36% son mujeres y en las 10 ocupaciones con menor remuneración 64% son mujeres.

Y son justamente las ocupaciones STEM las que tienen mejores tasas de empleabilidad, alcanzando en nuestro país el 88.2% (OCDE, 2018), y se encuentran entre las mejor pagadas, sin embargo, son las que tienen una menor representación femenina. Necesitamos que las mujeres desarrollen esas competencias y elijan carreras en áreas STEM.

La Educación STEM es nuestra oportunidad para lograr el desarrollo económico y la igualdad que requerimos como humanidad. Tras la crisis sanitaria se hace fundamental incluir en la currícula educativa básica las competencias STEM: pensamiento crítico, resolución de problemas, creatividad, comunicación, colaboración, alfabetización de datos, alfabetización digital y ciencias computacionales y las habilidades socioemocionales, que de acuerdo con el modelo CASEL son: conciencia de sí mismo(a), autogestión, conciencia social, habilidades de relación y toma de decisiones responsable.

En Movimiento STEM trabajamos para hacer que cada vez más personas reciban educación STEM de calidad . Estamos frente a la Cuarta Revolución Industrial-Tecnológica, y es urgente que las y los jóvenes tengan las capacidades requeridas para acceder a los mercados laborales con especial énfasis en aquéllos prioritarios, de calidad y buena remuneración.

Es momento de que niñas y mujeres sepan que ¡El talento no tiene género! y que son ellas quienes pueden cambiar al mundo y para ello sólo necesitamos una Educación acorde a las necesidades de la sociedad. Trabajemos para que esto sea una realidad.

Si quieres conocer más acerca de nuestro trabajo y cómo puedes contribuir da click aquí.   

Fuentes:

  1. https://bit.ly/3tnvenU
0
Salir de la versión móvil